El candidato a cursar esta maestría debe ser un profesional de la educación interesado en desarrollar sus habilidades de liderazgo y gestión para contribuir a la innovación y mejora del sistema educativo nacional, con la aspiración de que, con ello, se construya una sociedad más preparada, justa, equitativa y capaz de competir a nivel internacional.